Día del Cacique Enriquillo

Enriquillo era el apodo de un cacique taíno que se rebeló contra los españoles; este era conocido por los indígenas como Guarocuya o Huarocuya, mientras que su nombre español era Enrique Bejo. Nació a orillas del lago Jaragua (hoy Lago Enriquillo) y era parte de la familia real del cacicazgo de Jaragua, su tía Anacaona fue reina de Jaragua y su padre Magiocatex fue príncipe heredero del Bahoruco.

Su padre murió en una redada española contra una protesta pacífica de indígenas en Jaragua y el huérfano fue criado en un monasterio en Santo Domingo. Uno de sus mentores fue Bartolomé de las Casas; fue encomendado a don Francisco de Valenzuela, pasando a el hijo de este, Andrés de Valenzuela, tras su fallecimiento. Su rebelión o guerrilla cubrió un período comprendido entre 1519 y 1533.

Enriquillo logró en la práctica derrotar a los soldados españoles, quienes tuvieron que capitular con él. Ello evidencia su gran arrojo y conocimiento del arte de la guerra.

Los méritos de Enriquillo son varios: estratega de la guerra de guerrillas,  líder político, cabeza de la resistencia aborigen en el siglo XVI, y defensor de su vapuleada raza frente al dominio hispánico.

Fue un gran concertador al lograr sumar a su movimiento a negros que también habían huido inconformes con la explotación irracional a que eran sometidos.

 Enriquillo colmó su paciencia cuando su mujer Mencía fue abusada sexualmente por un hijo del dueño del hato. Buscó justicia por la vía institucional y se la negaron y decidió en venganza levantarse en armas.