Día de Noche Buena

La Planta de noche buena o Pascua.

La planta conocida con la denominación común de planta de Noche Buena es un arbusto ramoso y erecto, y con una altura que puede llegar hasta los ocho metros. Contiene una especie de jugo lechoso en sus ramas y es cultivado en muchos lugares con características de climas cálidos y templados, especialmente en Centroamérica, México y Estados Unidos.

Los tallos disponen de varias ramificaciones verdes, algo huecas y lisas. Son nudosos y de formas cilíndricas. Las hojas aparecen alternadas y ocasionalmente apuestas y esparcidas. Son suaves y sinuosas, de color verde brillante en el haz y algo más pálidas en el revés. Disponen de dos senos laterales bien diferenciados y profundos, limitados por crestas subagudas.

Los pecíolos poseen surcos en la zona superior. Las flores generalmente se ubican agrupadas en inflorescencias bastantes complicadas, en forma de copa, denominadas ciatos. Estos a su vez, se disponen formando cimas corimbrosas.

El conjunto está rodeado de brácteas coriáceas que se pueden presentar de colores amarillentos o rojo fuerte, más pálidas en su región inferior y constituyendo así la parte más atractiva y vistosa de la planta. Sus flores normalmente son utilizadas para adornar los hogares en Nochebuena, de ahí su vulgar denominación.

El 24 de diciembre en España

Durante esta noche es habitual que muchas familias se reúnan en torno a una mesa, para celebrar el día 24 de diciembre y hacerlo en compañía de deliciosos platos y los postres típicos navideños.

Son habituales los cerdos y corderos, mariscos (como langosta, langostinos, almejas y cangrejos) y también pescados. También es común la bandeja de postres típicos, con turrones, mazapanes y polvorones.

Es común que durante esta noche llegue el archiconocido Papá Noel (o Santa Claus, en su tradición inglesa), siendo habitual que muchas familias se intercambien regalos.

El 24 de diciembre en México

Es costumbre que durante esta noche se celebren las pastorelas, unas obras teatrales en las que se representa la historia del nacimiento de Jesús y las populares posadas, en las que se realiza la procesión de los peregrinos María y José cantando letanías y rezándose el rosario. Posteriormente se rompen las piñatas y se disfrutan de los mejores ponches, buñuelos y tamales.

También es común que se entreguen aguinaldos rellenos de colaciones y frutas.

El 24 de diciembre en Venezuela

Durante esta noche en Venezuela es habitual la celebración del nacimiento del redentor, reuniéndose la familia para intercambiarse regalos.

Se comen deliciosas recetas y platos típicos, como el popular pan de jamón, ensaladas de gallina, hallacas, tortas negras y de piña y dulce de lechoza.

El 24 de diciembre en Paraguay

Es costumbre colocar semanas antes el popular Pesebre paraguayo, colocando cada una de las figuras tradicionales y además se colocan flores de coco, frutas y determinados alimentos.

En Nochebuena es común disfrutar de deliciosas comidas frías para compartir con la familia. También es costumbre explotar petardos mientras se espera el nacimiento de Jesús.

El 24 de diciembre en Puerto Rico

En Puerto Rico, como en otras zonas del mundo, la familia se reúne para celebrar la Nochebuena. Se comparten comidas tradicionales como el lechón asado, arroz con gandulces y exquisitos pasteles.

Es común que muchas familias vayan a la iglesia mientras que los niños se visten de pastores y de figuras propias del Nacimiento.

El 24 de diciembre en la República Dominicana

En la República Dominicana es costumbre que la familia cene el tradicional puerco de puya y el pollo horneado, acompañado de moro de guandules con coco, ensaladilla rusa, frutas y deliciosos pasteles en hojas. También destaca el popular pastelón de plátano maduro.

El 24 de diciembre en Argentina

Como en muchos países, en Argentina se celebra el nacimiento de Jesucristo, aunque también muchas familias ateas se reúnen para brindar, festejar la noche y disfrutar de deliciosas comidas.

A las 12 de la noche es común que la familia se de un beso y un abrazo mientras se quema muchísima pólvora.